Errores-Cartas-Restaurantes

Las 14 reglas para conseguir una Carta Magnética para tu Restaurante

Iba a empezar este artículo preguntándote que si te interesaba aumentar la rentabilidad de tu restaurante.

Pero, entonces, he pausado y me he dicho a mí mismo aquello el gran Homer Simpson que diría: ¡d’oh!

Menuda obviedad

¡Claro que les interesa disparar la rentabilidad de sus restaurantes!

¿A quién no?

A todo el que se mueve por un sector tan competitivo como la hostelería le interesa encontrar maneras de subir las ventas constantemente.

Así que, he decidido no perder tiempo con preguntas innecesarias.

Como sé que te interesa aumentar la rentabilidad de tu restaurante y trabajar de manera mucho más inteligente, te recomiendo que empieces aplicando estas 13 reglas a tu carta.

Sí, a tu carta.

A tu humilde carta.

Un elemento vital en tu restaurante que puede marcar una diferencia muy importante en tus ventas finales.

Así que, aquí las tienes: las 13 reglas que te ayudarán a conseguir una Carta Magnética para tu Restaurante (y a aumentar tus ingresos como consecuencia):

 

#1 Aplica la Ingeniería de Menús

¿Cuál es tu objetivo número 1?

Aumentar el ticket medio de facturación de tu restaurante.

¿Qué debes hacer para conseguirlo?

Analizar la rentabilidad y popularidad de cada uno de los platos que forman tu carta y colocarlos de manera estratégica.

¿Cómo puedes conocer todos esos datos?

Gracias a lo que se conoce como la Ingeniería de Menús.

Con esta técnica puedes llegar a aumentar los beneficios de tu restaurante por encima del 20%.

Y, cómo considero que este es un tema de vital importancia para los restaurantes, he preparado una guía muy detallada:

La guía para aplicar la Ingeniería de Menús en tu Restaurante.

En ella te explico paso a paso y con ejemplos cómo saber cuáles son los platos más rentables y más populares de la carta de tu restaurante.

 

#2 Elige los colores inteligentemente

Está más que demostrado que el color influye en las emociones de las personas.

Por eso, es tan importante que tengas muy claro cuál es el público objetivo hacia el que se dirige tu restaurante.

¿Atraes mayoritariamente a mujeres?

¿A hombres?

¿A familias con niños?

Diversos estudios demuestran que las preferencias de cada uno de estos grupos demográficos pueden ser muy distintas.

Pero, además, en términos de diseño, la correcta elección de los colores de tu carta hará que las fotos de tus productos luzcan más o menos atractivas, logrando así crear estímulos de venta más o menos efectivos.

Te dejo este ejemplo:

Diseño de la carta de un restaurante

 

#3 Ayuda al cliente a tomar una decisión

Algunos propietarios de restaurantes quieren que en sus cartas haya de todo, “por si las moscas”, como dicen ellos.

Ese tipo de cartas son, precisamente, las que producen el llamado “efecto mercadillo”.

Como te imaginarás se las llama así porque provocan en el cliente la misma sensación que cuando se pasea por un mercadillo y se encuentra con ropa amontonada y desorganizada: una sensación de poca calidad y precios excesivamente bajos.

Así que, ¡no te equivoques!

Lo único que logras con una carta muy extensa es complicarle la decisión a tus clientes.

Por eso te recomiendo que simplifiques tu carta.

 

#4 Deja tus traducciones en manos de copywriters especializados

Más de 75 millones de turistas visitaron España en el 2016: cifras verdaderamente increíbles para el sector más competitivo del mundo, el turismo.

Pero, ¿cómo se explica uno que con estas cifras algunas cartas de restaurantes estén traducidas con Google Translator?

Es difícil de entender

Aquí te dejo con algunas perlas:

Malas traducciones de cartasMalas traducciones de cartas restaurantes

El cliente extranjero merece tanto respeto como tu cliente local.

Así que, cuando tengas que traducir tu carta, ponte en contacto ya con nuestros copywriters especializados en gastronomía y no cometas crímenes lingüísticos como los que has visto en la imagen.

 

#5 No utilices €. Utiliza múltiplos de 5.

Lo que logramos al no colocar el símbolo del € es hacer que el cliente se sienta menos culpable a la hora de elegir los platos de nuestra carta.

¿Culpable?
Sí, de desprenderse de ese dinero que tanto nos cuesta ganar a todos.

Si no ve el símbolo del dinero, inconscientemente piensa menos en el precio y se fija en los platos que verdaderamente desea probar.

Si te resulta extraño no poner ningún símbolo, te recomiendo algo como esto: 14,95.-

¡Ah! Y ¡nada de 9,99€, 14,99€, 5,99€!

¡Lo vuelves loco con tantos nueves!

Para una tienda de ropa, genial, pero para un restaurante: va a ser que no.

Utiliza precios que acaben en múltiplos de 5: es mucho más atractivo y da sensación de mayor calidad.

 

#6 Aprovecha los patrones de lectura (eye-tracking)

¿Sabías que se paga más por la inserción de anuncios en las páginas impares de los periódicos que en los pares?

No, ¿verdad?

Eso ha quedado establecido así a raíz de unos estudios realizados con la técnica del eye-tracking.

Y esta misma técnica es la que se aplica en las cartas de nuestros restaurantes.

Te enseño el diseño de una carta con los patrones de lectura, para que te hagas una idea de la dirección que sigue el ojo de tu cliente, y puedas aprovechar los patrones de lectura:

Eye-tracking-carta-restaurante

 

#7 Cuida la imagen gráfica

Vivimos en una época visual.

Por eso, la carta de tu restaurante tiene que esta cuidada.

Y mucho.

Ten presente detalles como:

  • El tipo de papel (siempre y cuando no sea digital). Es importante que tenga un tacto agradable y sea resistente, ya que va a pasar por muchas manos.
  • La tipografía, se tiene que leer y entender bien.
  • Los espacios en blanco son tan importantes como lo silencios en la música.
  • Las imágenes. Dependiendo del tipo de restaurante y de su oferta añadiremos unas u otras. O tal vez, decidiremos no añadir ninguna.

 

#8 Raciones en dos tamaños

¿Has oído hablar de “la horquilla”?

En la hostelería, esta técnica consiste en dar a elegir al cliente dos tamaños de un mismo plato, que suelen ser 1 ración y ½ ración.

Habitualmente los clientes suelen pedir la de menor tamaño, pensando que es más barata.

Y sí, tienen razón.

Es más barato para él o ella, pero también más rentable para tu restaurante.

 

#9 Utiliza la ley del contraste a tu favor

Aquí tienes la opción de utilizar dos técnicas.

Una es la de colocar un plato que te interese vender junto con dos platos de precio elevado, como en este ejemplo:

  • Aromas de Azahar 3,95.-

Siente la brisa mediterránea en tu rostro con el sugerente perfume de mandarinas recogidas en su punto de Sol

 

  • Banana Tropical 6,70.-

Un delicioso contraste del plátano caliente humeado a 180° con el delicioso helado de vainilla de Tahití

 

  • Isla de Pannettonne 5,90.-

En un mar de blanco chocolate nadan apetitosas frutas de envidiable sabor. El lugar idílico donde desearías escapar.

 

Lo que conseguimos en la gran mayoría de los casos es que nuestros clientes elijan el plato más barato de los tres, en este caso Aromas de Azahar y que para nuestro restaurante es el más rentable.

La otra opción consiste en dividir la carta en 3 zonas:

Está demostrado por diversos estudios que la gran mayoría de los consumidores optan por las opciones intermedias, huyendo de los extremos.

En esta ocasión la opción intermedia aparte de ser la más rentable para nuestro restaurante, también es la que nos desmarca como un restaurante distinto a la competencia.

 

#10 Emplea el Copywriting en las descripciones de tus platos

 

  1. Describe tus platos

¿Qué crees que va a vender más?

  • Hamburguesa completa
  • Carne de Vaca Gallega 100% con autentico guacamole casero, queso cheddar fundido y la salsa especial de nuestro chef de la que todo el mundo habla.

Según un estudio, los restaurantes que describen sus platos como el del ejemplo 2 tienen un 27% más de ventas que los que simplemente ponen su nombre.

 

  1. Dale nombres familiares a tus platos

“Bautiza” a tus platos con nombres propios puesto que la memoria de tus clientes lo asocian con familiares queridos y recuerdos de la infancia.

Algunos ejemplos son: “tarta casera de nuestra abuela Concha”, “torrijas al estilo del pueblo” o algo más simple como “el flan de mamá”.

 

  1. Indica de dónde proceden los ingredientes

Un tercer tip sobre Copywriting aplicado a la carta de un restaurante, es el de indicar la denominación de origen de los ingredientes del plato.

Como en el ejemplo que veíamos anteriormente, especificar la procedencia de un plato suele indicar una calidad superior:  “Un delicioso contraste del plátano caliente humeado a 180º con el delicioso helado de vainilla de Tahití

 

  1. Utiliza nombres étnicos

Según un estudio de la Universidad de Oxford, el uso de extranjerismos en nuestros platos sugiere al subconsciente de nuestros clientes sabores y texturas muchos más exóticos.

Por lo que poner “tallarines con gambas” será mucho menos efectivo que “tagliatelle frutti di mare”.

 

#11 Nunca alinees platos y precios

Al hacerlo, el cliente simplemente escanea y en lugar de optar por el plato que más le gusta, opta por el más económico.

Una buena opción para sustituir el formato de la carta tipo “lista” es una carta similar al ejemplo que ves a continuación, en el que incluimos el precio justo debajo de la descripción de cada plato.cartas de restaurantes

 

#12 Ofrece la opción del menú degustación

¿Tienes un menú degustación?

¡No sabes lo felices que van a estar muchos de tus clientes, sobre todo los más indecisos!

Y para grupos de personas que no se conocen muy bien entre si, un menú degustación que tanto simplifica la elección, es un gran alivio para los anfitriones de este tipo de comidas o cenas.

Y recuerda siempre tener presente en tu menú de degustación a las personas con intolerancias, vegetarianos y veganos y así evitarte sorpresas en el último momento.

 

 

#13 Menú para niños

Subestimar los menús para niños de tu restaurante puede ser un gran error.

¿Por qué?

Si eres padre o madre sabrás que la alimentación de nuestros hijos es (en la mayoría de los casos) es más importante que la nuestra.

Y una de las tendencias que va en aumento en los últimos años son los menús saludables para niños.

Atiborrar a nuestros hijos de hamburguesas, patatas fritas, refrescos azucarados y de postre extra de azúcar, no es muy buena opción.

Pero, echarle un poco de creatividad para disfrazar las verduras y el pescado de tu menú infantil, sí.

Te aseguro que muchos padres te lo agradecerán

 

#14 Nunca negativo, siempre positivo

Evita el “no” en la carta de tu restaurante.

A toda costa.

Frases como: No admitimos pagos con tarjetas de crédito, el Pan no está incluido en el precio, no servimos vino por copas, servicio de terraza no incluido, etc… ponen al cliente en estado de alerta y hace que esté más pendiente del precio que de vivir una experiencia positiva en tu restaurante.

Y sobre todo, quiero resaltar la opción de no incluir el IVA en el precio de los platos de tu restaurante.

Es un grandísimo error.

Y aun lo es más especificarlo en el pie de la carta de tu restaurante, con un “El IVA no está incluido en el precio” más negativo aún.

 

Así que, toma nota de todas estas sugerencias e impleméntalas en tu carta lo antes posible.

¡Verás la diferencia que representa tener una carta inteligente que guía al cliente hacia los platos que a ti te interesa vender!

Y hablando de estrategias inteligentes y de guiar al cliente hacia la venta…

¿Tu restaurante ya tiene una página web?

¿Y le estás sacando el jugo que puedes sacarle?

¿O es de aquellas que todavía comparten la carta en formato pdf con el cliente?

Hoy en día, tu web es tu primer punto de contacto con clientes nuevos y un espacio para la información y el diálogo con clientes habituales.

Así que, si no tienes una web inteligente, tienes que conseguirla ya.

No pierdas más tiempo.

Ponte en contacto.

Porque ha llegado el momento de aprovechar el potencial de internet y multiplicar tus ingresos.

Aunque estés descansando o disfrutando de un merecido descanso 🙂

Te espero.

Las 14 reglas para conseguir una Carta Magnética para tu Restaurante
No Comments

Publicar un comentario