maridaje

Guía de Maridaje de Vinos y Cervezas para Restaurantes

A continuación, vamos a ofrecerte la mejor guía de maridaje de vinos y cervezas para restaurantes. Como empresario hostelero y gerente que eres, te recomendamos pensar en la experiencia gastronómica que ofreces al completo.

A menudo, los restaurantes se centran exclusivamente en asuntos relacionados con la comida, o se lían con otros aspectos que interesan a los clientes como la música, el estilo de decoración, etc. Pero la verdad es que el maridaje cuenta con un papel fundamental en la percepción de la experiencia gastronómica que el cliente se lleva de tu local.

Para ello, vamos a aprender a maridar los vinos y la cerveza con la comida. Se trata al final de crear una sinfonía, en la que todos los elementos destaquen y se complementen por igual. Al final vamos a elevar nuestra oferta a nuevas alturas y horizontes. En definitiva, vamos a mejorar el negocio gracias al maridaje que ofrecemos en nuestro restaurante.

Porque contar con una buena carta de vinos y cervezas, así como saber asesorar para el mejor maridaje, va a suponer una gran ventaja competitiva para los restaurantes.

Está claro que un buen maridaje de cerveza o vino puede elevar un plato a cotas más altas. El maridaje de las bebidas con los platos ofrece a los comensales la oportunidad de probar algo nuevo y disfrutar del momento sublime. Una combinación perfecta de comida y bebida es una manera efectiva de darle a un restaurante una percepción única y diferente al resto.

 

¿Qué es el Maridaje?


El maridaje entre el vino y la comida es el proceso de casar metafóricamente a un alimento con un vino. Esto se hace con la intención de realzar el placer de comerlos, es decir, ofrecer una experiencia culinaria más completa.

De hecho, en la propia formación de los chefs y los camareros, cada vez se ha incluido con más presencia la pero comprensión de cómo emparejar un determinado alimento con la bebida apropiada. Por otro lado, el auge de las cervecerías artesanales ha proporcionado a los restaurantes una gran cantidad de nuevas oportunidades de emparejamiento.

Tanto el vino como la cerveza, poseen una gama de sabores sutiles y característicos que se pueden utilizar para complementar la comida.

En definitiva, con el maridaje la comida sabe mejor. Cuando se combina adecuadamente con los alimentos, mejora la experiencia del cliente.

Además, aumentan los ingresos. Uno de los mayores beneficios de saber maridar perfectamente la comida con el vino o la cerveza es el aumento de los ingresos. El hecho de que su sumiller le recomiende un vino complementario con cada plato o que sirva una deliciosa cerveza con algunas comidas contribuirá a engrandecer la experiencia general de tus clientes y los animará a regresar. Además, supone un gran aumento en las ventas.

La tendencia del maridaje de vinos y cervezas en restaurantes se ha extendido como la pólvora. De hecho, ya hay algunos chefs colaborando directamente con las cervecerías. Estas están creando pequeños lotes de cerveza que complementan platos específicos del restaurante. Una interesante alianza entre marcas en la que todos ganan.

La creciente popularidad de diversas cervezas ha hecho que el maridaje de cerveza sea hoy día toda una realidad. Las hay que van desde las ultra salpicadas y pálidas de la India, hasta las oscuras y malteadas. Esto proporciona la oportunidad de realizar diversas combinaciones de alimentos y bebidas que son en muchos sentidos más accesibles que los tradicionales maridajes de vino.


En cualquier caso, a la hora de acompañar tu comida con vino o cerveza, es importante recordar los sabores básicos.

  • En Occidente estos son el dulce, salado, agrio, amargo y ácido.
  • En Oriente, a estos se les suma el picante y el acre o astringente.
  • En Asia se considera además el sabor umami.
  • El sabor adiposo En noviembre de 2005, científicos de la Universidad de Borgoña (Dijon, Francia) descubrieron unas nuevas papilas gustativas en la lengua con receptor encargado de transmitir el sabor graso (de los lípidos).


Cuando esté emparejar bebidas para cuadrar el maridaje, lo mejor es empezar por asignar estos perfiles de sabor a los alimentos de tu menú. Piensa en qué componentes del plato crean estos sabores y cómo se relacionará el vino o cerveza con ellos. Trabaja en dirección inversa desde la comida hasta la bebida.

Encuentra el equilibrio. Además del sabor, piensa si el plato es pesado o liviano. El peso (corporal) de la bebida debe coincidir con el peso del plato. Una regla común es combinar platos ligeros con vinos más ligeros, platos pesados con vinos más pesados. El objetivo es evitar que un plato pesado domine a un vino ligero, o viceversa.

Consejos sobre Maridaje de Vinos


Ahora ya cuentas con una idea básica de cómo empezar a maridar las bebidas con la comida que sirves. Pero además vamos a lanzar cuatro consejos sobre cómo realizar maridajes personalizados de cerveza o vino en tu restaurante.


#1 Entrenamiento del personal para conseguir el mejor maridaje

Un paso vital para lanzar un programa personalizado de maridaje de cerveza o vino en tu restaurante es asegurarse de que el personal está suficientemente capacitado.

Los camareros, cocineros y gerentes de planta deben ser capaces de sugerir maridajes adecuados a cualquier pedido de un cliente. En este sentido, la formación es clave para dotar a un restaurante de sommeliers de categoría.

A la hora de enseñar a tu equipo, piensa que no sólo se trata de saber qué vinos de la lista van mejor con determinados platos. Sino de saber por qué esos artículos se combinan bien entre sí. Eso es lo importante.


2.- Incentiva a tu equipo

Los incentivos siempre es una buena forma de motivar al personal de un restaurante. Conocimientos, y unos trabajadores motivados para vender vino y cerveza puede ser la combinación perfecta para ofrecer a tus clientes la experiencia que deseas.


3.- Aparte del vino, piensa en la cerveza

Los cerveceros artesanales han llevado la cerveza a un estado de pedigrí tan alto que el perfil de sabor de una cerveza puede ser tan complejo y matizado como cualquier vino que se precie.

El nuevo papel de la cerveza como un must culinario fue plenamente reconocido cuando se otorgó una estrella Michelin a Luksus, un restaurante de la ciudad de Nueva York que no sirve vino. En su lugar, el restaurante ofrece un menú de degustación nocturna con maridajes de cerveza opcionales.

Los maridajes de cerveza plantean diferentes preocupaciones a los de vino. Por ejemplo. Esto se debe a que la cerveza es más pesada que el vino. Ten en cuenta que no queremos abrumar a nuestros invitados con cervezas pesadas que les llenen demasiado. Por eso vamos a pensar en cómo maridar nuestro menú con cervezas que sean capaces de seguir el ritmo que necesita el cliente.


4.- Maridajes de vino de la tierra

El enfoque regional es también una excelente manera de maridar los vinos en tu restaurante. Un viejo refrán dice, "lo que crece junto, va junto", por eso es una buena idea lanzar maridajes de vinos personalizados combinando una cocina específica con vino de la misma zona.

Esta es una buena manera de emparejar vinos y comida. Cuando el sommelier presenta la idea, esta tiene tanto sentido, que para los comensales de una mesa, es muy difícil decir que no.

Maridaje de vinos adecuado para cada tipo de comida


Conseguir un maridaje de comida y bebida verdaderamente único en un restaurante puede ser el factor que lo diferencie de la competencia.

Ten en cuenta que los clientes van a los restaurantes por muchas razones. Desde la comida, las bebidas, el ambiente, el personal amigable, etc.


Crear una combinación perfecta de comida y bebida así como capacitar a su personal para conocer estas recomendaciones es fundamental. Permite que los clientes sepan que en tu restaurante se valora la calidad, el sabor y el amor por la comida en toda su esencia.

Recientes estudios han demostrado que a los millennials, los clientes del futuro y el ahora en los restaurantes, les gusta el vino. Sociológicamente hablando, debemos tener en cuenta que, si la Generación X promediaba 2,4 vasos de vino por sesión de comida, y los baby boomers 1.9 vasos, los millennials promedian 3,1 vasos.


Este es un dato a tener muy en cuenta, ya que el centro de toda la actividad de tu restaurante, siempre será el cliente. Ofrecerle la mejor experiencia posible es tu objetivo, y ahora sabes de su interés por el vino.

Pero, aunque tu público tenga interés en el maridaje, no venderás más si tu equipo no está claramente formado y concienciado con la causa. Entonces, ¿cuál es el tipo de vinos adecuado para cada tipo de comida? Presta atención a los siguientes consejos para tenerlo claro clarinete:

  • Pinot Noir: Es ideal para platos con sabores terrosos. Para recetas elaboradas con ingredientes como hongos y trufas. Estos vinos son ligeros pero sabrosos en profundidad.
  • Chardonnay: Para pescados grasos o pescados en salsa. Los blancos sedosos son deliciosos con pescados como el salmón o cualquier tipo de mariscos.
  • Champán: Es perfecto con cualquier plato salado. La mayoría de los vinos espumosos secos, como el champán brut y el cava, tienen en realidad un ligero toque de dulzura. Eso los hace extra-refrescantes cuando se sirven con alimentos salados.
  • Cabernet Sauvignon: Ideal para carnes rojas. Los taninos firmes de estos vinos refrescan el paladar después de cada bocado de carne.
  • Sauvignon Blanc: Acompaña aderezos agrios y salsas. Las comidas picantes no abrumarán a los vinos con cremosidad como el Sauvignon Blanc, el Vinho Verde de Portugal y el Verdejo de España.
  • Rosado Seco: Para platos contundentes o con queso. Algunos quesos van mejor con el vino blanco, otros con el tinto; sin embargo, casi todos combinan bien con el rosado seco, que tiene la acidez del vino blanco y el carácter frutal del tinto.

¿Qué es el Maridaje de Cerveza?


Esta es la diferencia entre una buena lista de cervezas y un buen maridaje: si estás lanzando un maridaje personalizado, quieres combinaciones agradables, no sabores extremos.

Maridaje de cerveza adecuado para cada tipo de comida

Las cervezas más claras son ideales para acompañar platos ligeros como pescado o ensaladas

Las cervezas con cuerpo son buenas para alimentos picantes, mariscos y proteínas ligeras. Una cerveza no domina el plato, actúa como un agradable limpiador para el paladar entre platos.

Las cervezas ámbar son cervezas bien redondas con sabores de productos horneados y malta tostada .

Las cervezas de sabor más pálido son las más agresivas y son un buen guiño a los bebedores artesanales que buscan sabores más atrevidos. Estas cervezas suelen tener una estructura pesada de malta que se equilibra con el amargor del lúpulo. Evite las comidas demasiado condimentadas, pero la mayoría de los platos funcionarán bien aquí.

Las IPAs pueden ser el icono de la cerveza artesanal, pero las IPAs realmente amargas son difíciles de acompañar con alimentos.

Los Stouts y Porters son excelentes opciones para acompañar carnes rojas a la parrilla, salsas sustanciosas y especias moderadas. Juegan muy bien con carnes a la parrilla y ahumadas. Los curries suaves y la comida india que tiene más dulzura que las especias, y por eso funcionan muy bien con estas cervezas.

La cultura del vino cada vez tiene más seguidores, por lo que hay que aprovechar esta circunstancia ofreciendo productos atractivos. El vino y la cerveza pueden ser el vehículo que tu restaurante necesita para despegar del todo.

Para esto así como para la estrategia digital del tu página web, Eloy Rodríguez puede ayudarte.

Ponte en contacto conmigo y empezaremos a sacar partido de verdad a tu negocio. Tu restaurante tiene muchas posibilidades que aprovechar gracias al marketing digital así como a la carta de vinos y cervezas. Aprende cómo maridar los platos de tu menú con vino y cerveza con las mejores técnicas que te hemos expuesto en esta guía.

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.