tipos de cervezas

Qué tipos de cervezas existen y cómo diferenciarlas

La cifra que estoy a punto de compartir contigo, te va a marear.

Garantizado.

Ahí va: En 2015 cada español consumimos una media de 47,1 litros de cerveza.

Ajá.

Casí 50 litros de cerveza por español/a.

Un 3% más que lo que habíamos ya consumido en 2014, que no era poco.

Supongo que es justo decir, que a los españoles nos va la cerveza.

El 64% de toda esa cerveza que nos zampamos en el 2015, la consumimos en bares y restaurantes que vendieron 33,3 millones de hectolitros.

¿Mareado/a?

¿Te imaginas lo que eso representa para el propietario de un negocio de hostelería inteligente?

Representa muchos ingresos.

Te hablo de eso al final del artículo, pero antes, aclaremos las cosas y entendamos cómo se elabora este líquido de oro y qué clases existen, para que sepas cuáles te interesan incluir en la carta de tu restaurante.

¡Empezamos!

 

¿CUANDO LLEGA LA CERVEZA A ESPAÑA?

Los hallazgos más antiguos de cerveza aparecen en España, concretamente en las cuevas de Can Sadurní (término municipal de Begas, Barcelona) por el 5500 a.c .

¿Te imaginas?

¡La de tiempo que llevamos los españoles dándole a la cerveza!

Y en lo que se conocía como la zona Bética romana (vamos, la Andalucía de hoy), los romanos hablaban de un brebaje parecido a la cerveza durante la época de Vespasiano, al que llamaban celia o ceria en homenaje a la Diosa Ceres.

Pero fue Carlos I de España, gran comedor y bebedor de cerveza, quien popularizó la bebida. El monarca, y sus maestros cerveceros, montaron una pequeña fábrica de cerveza en una abadía.

Para el siglo XVII ya existían las primeras fábricas de cervezas en Madrid y en Santander. A mediados del siglo XIX se hablaba de unas seis fábricas cerveceras, que producían 15 millones de litros.

En el año 2010 España se posicionó como el cuarto país productor de cerveza del mundo, generando una producción de 33,4 millones de hectolitros y alcanzando un consumo per cápita de 48,3% litros por persona.

Casi nada.

 

¿QUE INGREDIENTES SE UTILIZAN PARA ELABORAR CERVEZA?

# Agua

El 90% de la cerveza se compone de agua, por ello tienes esa sensación de que te sacia la sed inmediatamente.

El agua utilizada debe ser pura, libre de sabores y olores, sin sales ni materia orgánica, aunque, el tipo del agua que se utilice en la elaboración determinará la calidad de la cerveza

Por ejemplo, en la elaboración de las cervezas ligeras tipo pilsen se suele utilizar el agua con bajo contenido de calcio, o lo que se conoce como aguas blandas. Por el contrario, las cervezas oscuras necesitan aguas duras (ricas en sulfato cálcico).

 

# Cereales

El cereal más utilizado en la cervecería occidental es la cebada, siendo el único que debe maltearse necesariamente. Pero también se utilizan otros tipos de cereales como el trigo, el maíz o la avena.

En España, debido al clima, el cereal que más se emplea es la cebada, si bien es cierto, no todos los tipos de cebadas son propicios para la elaboración de la cerveza. Las cebadas cerveceras deben tener una serie de características físicas y bioquímicas especiales.

 

# Aditivos

Lo que le da el sabor y el aroma característico a la cerveza que a tantos nos fascina, son los aditivos, entre ellos, el Lúpulo.

Dicha planta brota de una cepa enterrada, con una vida de unos 12 o 15 años. Para que esté lista para el proceso de elaboración, la planta debe crecer y finalizar su tamaño vertical hasta que aparezcan las flores en sus ramas.

Estas flores que deben ser femeninas y tomadas antes de la fecundación, ya que las masculinas no son aptas para la producción de la cerveza.

Las flores que arroja la planta tienen forma de cono y en su interior poseen unas glándulas llena de resinas de color amarillo llamadas lupulina, elemento que le da ese sabor amargo a la cerveza.

 


 

TIPOS DE CERVEZAS QUE EXISTEN EN EL MUNDO

Lo que realmente varía o marca la diferencia entre los distintos tipos de cerveza es el proceso de elaboración, los ingredientes que intervienen en ella, los métodos de fermentación y el agua que se utiliza.

Aquí tienes los tipos de cerveza según el nivel de fermentación de la levadura.

 

TIPOS DE CERVEZA DE FERMENTACIÓN ALTA

#1 Tipo de Cerveza Ale

De cuerpo y sabor fuertes, la graduación de la Cerveza Ale oscila entre 5° y 6° con una gama de colores muy amplia desde el rubio claro hasta el cobrizo o rojo. Su sabor y su aroma es complejo, afrutado al paladar.

El proceso de elaboración de las cervezas tipos Ale dura tres o cuatros días a una temperatura de 25°C, aunque en algunos casos los productores se ven obligados a fermentar la cerveza hasta dos semanas.

El término “ale” no está relacionado al color, cuerpo o estilo de la cerveza. Las cervezas tipo ale pueden ser claras o oscuras, tener una baja o alta graduación alcohólica hasta llegar a ser más o menos amargas.

Las hay de los siguientes tipos:

  • Estilo Británico: Mild, bitter, pale ale, brown ale, old ale, barley wine, scotch ale y ale irlandesa.
  • Estilo Belga: Ale belgas, ale tostada, ale roja, ale dorada fuerte, saison – de temporada, trapense y de abadía.
  • Estilo Alemán: Altbier y kölsch.

 

#2 Tipo de Cerveza Abadía

Su graduación de alcohol es de 6, 5º, su color es bronce, y su espuma ligeramente tostada y cremosa.

Los aromas de la Cerveza tipo Abadía son acaramelados y su sabor afrutado, de gusto final seco.

Se sirve a 6°C.

 

#3 Tipo de Cerveza Negra/Stout

Su volumen de alcohol ronda los 5°. El color negro se debe al malteado intenso de la cerveza, así como su aroma a café. La espuma de esta cerveza es cremosa y robusta, de sabor potente.

Se debe servir a 10°C.

Las hay de los tipos:

  • De estilo porter y stout: Porter, stout seca, stout dulce y imperial stout.

 

#4 Tipo de Cerveza de trigo (weissbier)

El trigo le da a esta cerveza un sabor a grano muy similar al sabor que tiene el pan recién hecho.

Conocidas también como como cervezas blancas, este tipo de cervezas se caracterizan por su sabor ácido, pero a la vez refrescante y espumoso.

Una cerveza anteriormente limitada al consumo veraniego, su gran popularidad actual entre los amantes de le cerveza la ha convertido en una favorita para todo el año.

Las hay de los siguientes tipos:

  • De estilo lager pilsen: Berliner weisse – blancas de Berlín, Weizenbier – de trigo del sur de Alemania y Witbier / Bière blanche – de trigo belgas.

 

TIPOS DE CERVEZA DE FERMENTACIÓN BAJA

#1 Tipo de Cerveza Lager

Aunque se trata de uno de los tipos de cerveza más nuevos en el mercado, se ha convertido en la forma más común de elaborar esta bebida en la actualidad.

Una cerveza lager es producto de la fermentación a baja temperatura, pero luego puede madurarse en frío a unos 0°C. Las auténticas cervezas lager suelen madurar en lapsos de 2 a 6 meses, dependiendo del carácter que se le quiera dar a la cerveza.

Las hay de los siguientes tipos:

  • De estilo lager pilsen: Son las más populares en España y su volumen de alcohol se ubica en 4°. De color rubias con un ligero olor a lúpulo, su cuerpo y espuma son más ligeras que el resto de este grupo.
  • De estilo lager especial: Su graduación oscila los 5° y su color es rubio dorado, similar al ámbar. El aroma de esta cerveza está marcado por la malta con notas ligeramente tostadas.
  • De estilo lager extra: El grado de alcohol de este tipo de cerveza va de 6 a 7°. Es de color oro viejo con destellos cobrizos, producto del tostado del cereal. Sus aromas nos recuerdan al regaliz y al lúpulo.

 

TIPOS DE CERVEZA DE FERMENTACIÓN ESPONTÁNEA

Un proceso de fermentación exclusivamente belga por la cual el mosto lupulado se expone al aire fresco del exterior.

Por lo general, el color de esta bebida con alcohol es de un tono dorado, además desprende un agradable sabor a malta combinado con un toque dulzón muy sutil.

Las hay de los siguientes tipos:

  • De estilo Gueuze: Se elaboran desde hace más de 400 años en el Valle de Zenne (Bélgica). Su aroma es suave, con un sutil sabor a roble y ahumado. En ningún momento, percimibimos la presencia del lúpulo.
  • De estilo Faro: En este caso, el proceso de fermentación se interrumpe y el azúcar se mantiene en la cerveza, de ahí su característico sabor dulce. Su color es casi marrón y no desprende apenas espuma.
  • De estilo Kriek: A este tipo de cervezas se le añade frutas, tal y como dicta la antigua tradición belga. Las frambuesas y las cerezas suelen ser las frutas más utilizadas en la elaboración de las Kriek. Últimamente se les añade para minimizar su tradicional sabor amargo y puedan así, ser más apetecibles a una mayor audiencia.

 

La cerveza de fermentación espontánea está ganando muchos seguidores en todo el mundo, especialmente en España, ¡donde cada vez somos más de paladar más atrevido!

Por eso, te recomiendo que, si aún no sirves cervezas especializadas en tu negocio de hostelería, que empieces a sopesar esa opción.

No dudes que el exigente cliente de hoy te lo va a agradecer.

Y, cuando las tengas ya a su disposición, házselo saber.

¿Cómo?

Comunícaselo en tu web y a través de tus plataformas sociales.

¿Que lo tuyo es la hostelería y todo este tema del marketing digital no te convence?

Pues te tiene que convencer, amigo mío.

Por muy “espontáneas” o especializadas que sean tus cervezas, tu mensaje digital tiene que estar a la altura del 2017.

Y tu primer paso, es la página web de tu restaurante.

Sobre todo, no te preocupes.

Si encuentras a la persona ideal, es mucho más fácil de lo que parece.

Y, ya ves, a esa persona, ya la has encontrado.

Ahora no tienes más que confiarme el diseño de tu web y sorprenderte ante los resultados.

¿Te pones en contacto?

 

Qué tipos de cervezas existen y cómo diferenciarlas
No Comments

Publicar un comentario