neuromarketing gastronomico

5 trucos de Neuromarketing Gastronomico para tu Restaurante

Cuando vamos a un restaurante, el objetivo es gozar de una experiencia espectacular, única, inolvidable. Una buena cena, en el entorno ideal, con la mejor compañía y en la que todos los elementos cuadran a la perfección es un lujo detrás del que andan todos los clientes de los restaurantes.

Para ello, por supuesto que pedirán lo que les apetezca. ¿Verdad? Lo cierto es que no siempre es así. No se trata de que los clientes pidan cosas que no quieren. Nada de eso. Estoy hablando de neuromarketing gastronómico. Técnicas de marketing que se basan en la neurociencia y, en consecuencia, pueden utilizar determinadas formas de comunicación que generen estímulos determinados en los receptores de los mensajes.

El neuromarketing aplicado al sector de los restaurantes, sirve para realizar el mejor diseño de cartas posible. ¿Dónde miran los clientes primero? ¿Cómo presentar la información para que piensen realmente en la comida y no en el precio de la cuenta? Como puedes ver, en ningún momento se trata de engañar o coaccionar al cliente, sino de dirigir su atención a los puntos de nuestro restaurante, de nuestra oferta gastronómica que más nos interesa.

Ejemplos de neuromarketing encontramos a diario en casi todos los ámbitos comerciales. La música que suena en el supermercado, la altura de los productos en oferta o la disposición de los lineales. Los colores de los banners y botones de cada tienda online, o la luz que hay dentro de un comercio. A todos estos factores se les pueden aplicar técnicas de neuromarketing.


¿Qué es el Neuromarketing Gastronómico?


El Neuromarketing Gastronómico es un campo de investigación cada vez más amplio que los negocios de hostelería están implementando para entender mejor los perfiles gastronómicos de los consumidores y sacar un mayor rendimiento de sus recursos de marketing y promoción.

En el campo de los restaurantes, el neuromarketing se ha desarrollado a través de nuevas técnicas de investigación en neuroimagen funcional y comportamiento humano. El objetivo de las técnicas que hemos visto hasta ahora, se han centrado en obtener los correlatos neurales y conductuales de sabor, presentación y selección de alimentos, entre muchos otros.

El objetivo de la neurociencia nutricional es utilizar técnicas de neuroimagen funcional y de investigación de la conducta humana para obtener funciones emocionales y cognitivas, así como correlaciones conductuales de sabor, elección de alimentos, consumo de alimentos, entre muchos otros aspectos relacionados con la gastronomía.

Cuando esta metodología de investigación en neurociencias es aplicada por las empresas en dominios específicos para marcas, productos o publicidad, se suele denominar neuromarketing gastronómico. Los restaurantes quieren entender más que nunca el comportamiento de los consumidores, por eso cada vez son más populares las técnicas implícitas de investigación de mercados basadas en la neurociencia.


5 trucos de Neuromarketing para Restaurantes

En definitiva, el neuromarketing es un arma muy poderosa que pueden utilizar los restaurantes para conocer mejor a sus clientes, y acercarse a ellos de forma que acaben fijándose en aquello que más conviene al negocio de hostelería: los productos estrella, las ofertas, etc.

A continuación, vamos a analizar cinco técnicas de neuromarketing gastronómico que tu restaurante puede empezar a aplicar inmediatamente. Por supuesto y como siempre, para llevar a cabo cualquier estrategia o acción de marketing, y más en este caso debido a su complejidad, lo mejor es apoyarse en los conocimientos, experiencia y profesionalidad de un consultor o agencia de marketing.

1# La importancia del copywriting gastronómico

El copywriting gastronómico alude a los sentimientos y sensaciones primarios de la mente del consumidor-cliente, y cuando se hace correctamente, es capaz de hacerte salivar con solo leer la carta.

Hay una serie de técnicas, palabras y construcciones semánticas que estimulan los sentidos, como cremoso, aromático, colorido, crujiente, angus. Es todo un arte el escribir todos los detalles que sea posible sobre los platos, para que el cliente los imagine y se sienta tentado a probarlos.

Otra técnica del neuromarketing para restaurantes es el storytelling gastronómico. Esta técnica se basa en construir toda una historia para relatar el origen y composición de un plato determinado. Ahora el aspecto emocional entrará en juego, aumentando el interés por el plato por contar con todo un imaginario de palabras y sensaciones que han quedado al ver esta historia en la carta, o en un anuncio en redes sociales.


2# Neuromarketing en los precios

Un error que suele estar presente en las cartas de muchos restaurantes es tener los precios de los platos alineados en una columna.

Esto lleva al cliente a hacer un escaneo rápido para detectar los precios más bajos y decidir fácilmente sobre esos platos, decantándose la mayoría de veces, por los más baratos.

Es un mecanismo típico en el cerebro de todo el mundo, y que nos lleva a creer que, si gastamos menos, estamos más seguros. Por lo tanto, es mejor tener los precios desalineados y en números enteros sin decimales, para que el cliente pueda leerlos más rápidamente.

También está el conocido truco de bajar el precio un céntimo para que parezca más barato.


3# Apoyarse en la denominación de origen

Cuando se apunta al origen de los productos, se crea en la mente del cliente una idea de autenticidad y frescura. Podemos vender más platos de una comida cuando aludimos a su procedencia geográfica. Es algo que está demostrado que es así, y por lo tanto debemos aprovecharlo. Cuando el cliente piensa que la comida es de mayor nivel, no tiene tantos reparos en abonar un precio más alto.


4# Atraer la mirada hacia donde más nos interesa

Años de estudio nos han ayudado a conocer cómo funciona el cerebro cuando coje un objeto o cualquier cosa a la que mirar. Sucede lo mismo si tenemos que leer. Se sabe cómo realiza el ojo humano el escaneo de cualquier cosa que mira o lee, y por eso, podemos alterar el orden y diseño de nuestro menú para atraer la atención a donde más nos interesa.

Los platos estrella, los vinos que queremos que pidan, o las sugerencias del chef. Podemos poner lo que queramos en las zonas más visibles, para aumentar así las posibilidades de que el cliente acabe pidiéndolo.


5# La estrategia de la horquilla con los tamaños de las raciones

Esta estrategia se basa en ofrecer dos tamaños de raciones en los platos de una carta. Normalmente, el cliente se decantará por las raciones o medias raciones más pequeñas porque son más baratas, aunque no sabrá realmente el tamaño.

Generalmente, los restaurantes se lo preparan para que sea mucho más rentable la ración pequeña, aunque sea más barata, y esta es una de las técnicas de neuromarketing más extendidas en los bares y restaurantes de tapas.


Estos son algunas de las técnicas de neuromarketing gastronómico que ayudan a los restaurantes a vender más. ¿Quieres implementarlas en tu estrategia de marketing? ¿Todavía no tienes una y quieres dar un empujón a tu negocio? Ponte en contacto con Gastromarketing 360º. Nosotros sabemos cómo hacerlo. 

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.