FOTOGRAFÍA
GASTRONÓMICA

​Ves una imagen de comida y literalmente se te hace la boca agua...


Sientes que la imagen provoca el deseo de probar ese plato...


Saborearlo y degustarlo...


Notas que, de alguna manera, la imagen conecta el sentido de la vista con los otros sentidos...

Eso, es lo que consigue la fotografía gastronómica profesional.


Consigue que a tu cliente le apetezca comer lo que ve en la imagen.


Ese tipo de fotografía, no se toma.


Se analiza.


Se diseña.


Y se compone específicamente para un fin determinado.


Esa fotografía, además de reunir unas características técnicas correctas, cuenta historias, comunica, sugestiona...


Emociona.


Y, eso solo se consigue si el fotógrafo se especializa en el sector hostelería.


Porque, el/la fotógrafo gastronómico entiende el comportamiento de la comida y sabe cómo manejarla para transmitir ese deseo de comerla.


¿Es necesaria la fotografía gastronómica profesional?


¿No te valen las fotos tomadas con un buen móvil o una cámara decente?


Desafortunadamente, no.


No te vale.


La fotografía gastronómica es uno de los 8 pilares de tu nuevo negocio de hostelería.


Si ese elemento tan importante falla, el resto se tambalea.


¿Y qué sucede en ese caso?


Que tú vas a estar perdiendo tu tiempo y tu dinero.


En Gastromarketing 360, la fotografía gastronómica profesional existe en perfecta harmonía con el resto de los pilares de tu negocio.


Apoyándose mutuamente.


Resaltándose el uno al otro para crear una experiencia on y offline lo más atractiva y cautivadora posible.


Además, ¡tú no tienes que preocuparte de nada!


Nosotros seleccionamos el/la mejor fotógrafo gastronómico para tu concepto.


Este profesional, se desplazará hasta tu restaurante para fotografiar tus platos, tu local y a tu equipo.


Y se asegurará de que las imágenes que te representan conecten en todos los niveles con tu público ideal.