BRANDING

Sí, puedes pagar cincuenta euros para que te hagan un logo.


Y, puedes pagar cien para que te hagan el packaging.


¡Incluso los hay que te los hacen automáticamente y sin coste alguno!


¿Qué pasa si caes en esa tentación?


Que el exigente cliente de hoy va a asumir inmediatamente que te van las medias tintas.


Esa “dejadez de marca” te quita visibilidad.


Te relega al montón.


Y reduce considerablemente tus posibilidades de éxito.


En un mar de empresario/as de la hostelería luchando por el mismo pedacito del pastel que tú, lucir descuidado es cavar tu propia fosa.


Esa dejadez de marca, además de teñir tu reputación como profesional, anula cualquier posibilidad de crear un vínculo emocional y estético entre tu marca y el cliente.


Por el contrario, una marca que responda a la estética y filosofía de tu audiencia.


Un diseño que le atraiga...


Una paleta de colores que le absorba...


Un packaging que le sorprenda...


Si ese conjunto global de tu branding responde a las expectativas de los clientes que descubren tu restaurante, les vas a enamorar desde el primer día.


Porque recuerda, tu marca no eres tú.


Ni tu equipo.


Ni los colores de vuestro uniforme.


Tu marca es la manera como el cliente percibe tu negocio.


Para que la percepción sea la mejor posible, a partir de todos los impactos que generas, Gastromarketing 360.


Porque tu marca es todo lo que prometes y las expectativas que generas.


Y Gastromarketing 360 te ayuda a satisfacerlas desde su totalidad.


Desde el minuto cero.